¿Por qué no hay un enchufe universal?

Last update:



¿Por qué no hay un enchufe universal?

Tostadora eléctrica de 1909 con una clavija de enchufe de bombilla

Cuando se extendió la electricidad a los hogares, se utilizaba sobre todo para iluminación, en sustitución de la más peligrosa luz de gas. Sin embargo, como se convirtió en una alternativa viable a otros medios de calefacción y además del desarrollo de aparatos que ahorran trabajo (utensilios, electrodomésticos, etcétera), fue necesario un medio de conexión al suministro diferente a la toma de luz. En 1883 apareció el enchufe de dos pines.

En esa época, algunas compañías eléctricas operaban con sistemas de tarifación divididos donde el coste de la electricidad para la luz era más bajo que para otras cosas, lo cual llevó a que los aparatos de bajo voltaje (como los aspiradores, secadores de pelo..) fuesen conectados a la toma de luz. La foto muestra una tostadora eléctrica de 1909 con una clavija de enchufe de bombilla.

Como creció la necesidad de instalaciones más seguras, surgieron los enchufes de tres clavijas. La tercera clavija del enchufe era la clavija de toma de tierra, que se conectaba efectivamente en tierra, siendo este del mismo potencial que la red de suministro neutra. La idea detrás de todo esto era que en caso de un cortocircuito en tierra, el fusible se fundiese y de este modo se desconectase del suministro.




La clavija del tipo N, un intento de enchufe único

La razón por la que ahora estamos invadidos por no menos de 15 tipos diferentes de enchufes y tomas de corriente de pared es porque la mayoría de países prefieren desarrollar su propio enchufe en vez de adoptar el estándar americano. Además, los enchufes y clavijas no suelen ser compatibles lo cual hace necesario reemplazar el enchufe cuando compras aparatos en el extranjero.

Hoy en día existe un modelo de enchufe diseñado para ser el estándar. En 1986 la Comisión Electrotécnica Internacional presentó un nuevo modelo, el tipo N, con la idea de que se extendiese por toda Europa. Tras unos años intentándolo, a mediados de los 90 la comisión se dio por vencida y dijo que si tanto nos gustaba tener decenas de enchufes distintos pues que los disfrutáramos.

Eso sí: no fue un fracaso absoluto. A día de hoy, este enchufe de tres puntas y 230 V se utiliza está en uso en dos países: Brasil y Sudáfrica. Por algo se empieza.




En el siguiente mapa se muestra la propagación de los diferentes tipos de enchufes en uso en todo el mundo. Los países rojos usan enchufes tipo A y B, los azules oscuros usan tipos C y E / F (que son compatibles entre sí), los países marrones usan tipo D, los países verde marinos usan el enchufe británico tipo G, Israel rosa usa los tipos C y H, los países amarillos usan el sistema australiano tipo I, los países negros usan C y J, los países naranjas usan los tipos C y L, los países morados usan el tipo sudafricano M, los países azul pálido usan el tipo C y el tipo internacional N y Tailandia en verde musgo utiliza los tipos C y O. Esta es una descripción simplificada que muestra solo el tipo de enchufe más común, pero a veces se utilizan múltiples sistemas dentro de un mismo país. Encuentra aquí una lista de todos los países del mundo y sus clavijas, voltajes y hercios.

Encuentra aquí una lista de todos los países del mundo y sus respectivos enchufes, voltajes y frecuencias.

Encuentra aquí une guía básica para conocer los tipos de clavijas y enchufes del mundo.