Last updated: 8 septiembre 2020




¿Por qué unos países usan electricidad de 110v y otros de 230v?

Las diferencias en el voltaje que aplican en diferentes países parecen el resultado de la decisión caprichosa de un poderoso al comienzo de la implementación de una nueva tecnología.

Un clara línea – con unas excepciones – divide el mundo en dos mitades: buena parte del continente americano usa una potencia de 110 V a 127 V; buena parte de Europa, Asia y a África un rango que va de 220 V a 240 V.

¿Por qué? Y, quizás más importante, ¿qué diferencia hace?

El sistema de generación y de distribución eléctricas de la corriente alterna trifásica fue inventado por un genio creativo del siglo XIX nombrado Nikola Tesla (primera foto). Él hizo muchos cálculos y medidas cuidadosos y encontró que hacia fuera esos 60 Hz (Hercios o Hertz, ciclos por segundo) eran la mejor frecuencia para la generación de la energía de la corriente alterna (CA). Él prefirió 240 voltios, que lo pusieron en desacuerdo con Thomas Edison (segunda foto), cuyos sistemas continuos (C.C.) eran 110 voltios. Quizás Edison tenía un punto útil en el factor de seguridad del de tensión inferior, pero la C.C. no podría proporcionar la energía a una distancia que podía la CA.

Cuando la compañía alemana AEG construyó una de las primeras plantas de generación europeas, sus ingenieros decidieron fijar la frecuencia en 50 Hz, porque el número 60 no cupo en la secuencia métrica de la unidad estándar (1, 2, 5). En aquel momento, AEG tenía un monopolio virtual y su extensión al resto del continente. En Gran Bretaña, la diferenciación de frecuencias proliferaba, y sólo después de la Segunda Guerra Mundial el estándar de 50 ciclos fue establecido.




Europa era originalmente 120 V también, apenas como Japón y los EE. UU. hoy. Se ha juzgado necesario aumentar voltaje para conseguir más energía con menos pérdidas y caída de voltaje con el mismo diámetro de alambre de cobre. En los Estados Unidos también quisieron cambiar pero debido al costo implicado para sustituir todos los productos eléctricos, decidieron que no. Cuando en los (50s-60s) el hogar medio de los EE. UU. tenían ya un refrigerador, una lavadora, etcétera, pero no en Europa.

El resultado final es que en los Estados Unidos todavía se está batallando con instalaciones de los años 50s y 60s, y – sobre todo en edificios más viejos – todavía hacen frente a problemas como bombillas que se queman rápidamente cuando están cercanas al transformador (un voltaje demasiado alto), o apenas el contrario: no bastante voltaje en el extremo de la línea (extensión de 105 a 127 voltios!).

Observe que actualmente todos los nuevos edificios americanos consiguen de hecho 240 voltios partidos en dos 120 entre el alambre neutral y vivo. Los productos, tales como virtualmente todas las secadoras y los hornos, ahora están conectados con 240 voltios. Importante, los americanos que tienen equipo europeo no deben conectarlo con estos enchufes. Aunque pueda trabajar en algunas aplicaciones, no será definitivamente el caso para todo su equipo.

En el siguiente mapa se muestra la tensión de red en cada país del mundo. Los países azul oscuro usan una potencia de 220 voltios a 240 voltios. En los países rojos, la tensión de la electricidad doméstica es 100 voltios a 127 voltios.

Es importante tener en cuenta que es un mapa simplificado: de vez en cuando hay diferentes sistemas de voltaje dentro del mismo país.

Encuentra aquí una lista de todos los países del mundo y sus respectivos enchufes, voltajes y frecuencias.



Aquí tiene todos los tipos de enchufes y clavijas que hay en el mundo